Siguenos en Facebook...

 La asociación Histórico Cultural POLAND FIRST TO FIGHT tiene la finalidad de promover y divulgar la historia y cultura de la nación polaca en el periodo comprendido entre su independencia en 1918 y el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, periodo en el que Polonia se enfrentó a las dos ideologías más crueles y sanguinarias de la historia.

      En 1920 la recién independizada Polonia sorprendió al mundo, y salvó a Europa al detener a la horda soviética en su avance hacia el oeste.

      En 1939 Polonia fue invadida por la Alemania nazi y la Unión Soviética. Su ejército fue derrotado en un mes, pero aún así Polonia se negó a rendirse y en los seis años que duró la contienda, sufriría proporcionalmente más que ningún otro país: 1/5 parte de su población murió y 2/5 partes fue desplazada para siempre de sus hogares, sus ciudades fueron arrasadas y tanto nazis como soviéticos intentaron aniquilar a sus elites políticas, intelectuales, religiosas y militares…

      Sin embargo cientos de miles de Polacos continuaron luchando, o bien en la resistencia polaca, o bien en los ejércitos polacos que se organizaron en Francia, Inglaterra y la URSS, de tal modo que desde el primer hasta el último día de la Segunda Guerra Mundial, durante cada minuto que duró la contienda, miles de hombres y mujeres vistiendo el uniforme polaco lucharon junto a los Aliados por la libertad de su patria.

      Un hecho muy poco conocido es que de 1941 a 1945, el cuarto ejército Aliado, fue el ejército Polaco, sólo por detrás de la URSS, Estados Unidos y Reino Unido, y muy por delante de países como Canadá, Australia o Francia.

      En 1945, por conveniencias de la política internacional, las potencias Occidentales traicionaron a los polacos entregando su país al capricho de Stalin, que pudo así instaurar un régimen comunista títere de Moscú. De este modo, el papel de los miles de polacos que habían ofrecido sus vidas en aras de la libertad fue convenientemente “olvidado”.

      A ellos, a los que cayeron y a los que sobrevivieron, a los que fueron perdedores el victoria, para preservar y honrar su memoria, con todo respeto y humildad, dedicamos esta asociación, que aunque se inicia con un grupo dedicado al estudio y recreación de las tropas polacas exiliadas en Inglaterra y de la Resistencia contra los alemanes en la Polonia ocupada, tiene la intención de ampliar sus actividades a todas las facetas de la vida polaca de este periodo que nos sea posible. Queriendo dejar bien sentado que nuestra actividad desea estar desprovista de toda identificación de tipo político, ideológico o belicista.

      A TODOS AQUELLOS, QUE POR NUESTRO FUTURO, DIERON SU PRESENTE.

1